Fashion trendy

La fashion history de los trajes de baño para mujer

6 minutos de lectura

Trajes de baño para mujer

Hace poco platicaba con mis besties sobre la historia de la moda y, algo de lo que me di cuenta es que realmente sabemos muy poco sobre la ropa que usamos y amamos. Por eso me di a la tarea de hacer un poco de research y hoy te voy a contar la fashion history de los trajes de baño para mujer.

That’s right! Detrás de cada prenda que vestimos hay una historia muy interesante y, aprovechando que estamos en una época de playa, sol y diversión te voy a hablar de los swimsuits: Desde su invención hace muchísimos años en el siglo XVIII, hasta las piezas más recientes que mezclan la funcionalidad con el buen diseño. So let’s begin!

Blog65-Gif1

Siglo XVIII

Como te adelanté, los trajes de baño para mujer hicieron su debut en el siglo XVIII, cuando nadar en el mar se popularizó. La gente creía que el pasar tiempo dentro del mar tenía propiedades curativas y por eso se volvió en la locura de la época.

Sin embargo, nadar en el mar no era considerado una actividad “femenina”, por lo que muy pocas mujeres lo practicaban. Por esa razón, el diseño de los trajes de baño era igual para hombres y mujeres.

Pero no creas que se usaban swimsuits muy fashion, es más, si los vieras ahora, pensarías que son una bata o un camisón, antes de que te imaginaras que era lo que la gente usaba en esa época para meterse al mar.

Blog65-Imagen1-Siglo_XVIII

Siglo XIX

Con la llegada de un nuevo siglo, la gente dejó de nadar en el mar por sus beneficios de salud y comenzaron a hacerlo just for fun. Los trajes de baño para mujer ya no eran esas batas largas, pero aún tenían que nadar con trajes bastante pesados e incómodos.

Como nadar y hacer ejercicio en el mar no era considerado “femenino” todavía, las mujeres iban al mar más para “chapotear” y mojarse un poco. Sus trajes de baño consistían en vestidos, pantalones que se usaba debajo de estos y medias; todos hechos con materiales que al mojarse se vuelven súper pesados, como la lana o el algodón.

Como seguramente sabes, a las mujeres de la época Victoriana no se les permitía hacer las mismas actividades que a los hombres y debían lucir siempre “recatadas”. Para ello, se construyeron pequeñas “casitas” de madera que se llevaban a la playa, en donde las mujeres se cambiaban.

Blog65-Imagen2-Siglo_XIX-1

Para finales del siglo, los trajes de baño de mujeres cambiaron muy poco. Todavía consistían en ropa con cuellos altos, manga larga y faldas largas, hechas con tela muy heavy, como la lana. Pero, además, se usaban cinturones para mantener una silueta de “reloj de arena”.

Una alternativa popular en la época era el traje conocido como Princess suit. No creas que eran súper diferentes a los vestidos que se usaban para nadar, pero sí mostraban pequeños cambios que harían que se parecieran tantito a los trajes de una pieza, pues descubrían un poquito más las piernas y los brazos. I know, no es mucho, pero los cambios iban poco a poco.

Blog65-Imagen3-Siglo_XIX-2

Siglo XX

Pareciera que durante el siglo XX la gente se cambió por completo el chip y boom! se hicieron cambios radicales en la tela y el diseño de los trajes de baño para mujer.

En la década de 1910, las compañías Jantzen y Speedo comenzaron a innovar con los diseños. Tanto para mujeres como para hombres, los trajes de baño dejaron atrás las mangas largas, y para las piernas ya no se usaban largos pantalones, sino shorts.

Blog65-Imagen4-Siglo_XX-1

Para dejar atrás los trajes de baño pesados y muy poco funcionales, distintas mujeres se atrevieron a desafiar las normas. Una de ellas fue Annette Kellerman, una excelente nadadora australiana que desafió a la mismísima corona británica.

En 1905, Kellerman fue invitada a dar una demostración frente a la familia real, pero le prohibieron usar el traje de baño con el que competía normalmente por ser “demasiado ajustado” y mostrar las piernas. Le ofrecieron una opción holgada y larga que, definitivamente, no le serviría, pero ella se negó y, en su lugar, le añadió medias negras a su traje.

Blog65-Imagen5-Siglo-XX-2

Luego de la Primera Guerra Mundial, la natación era vista como un deporte más girly, por lo que los trajes de baño para mujer se convirtieron en un must en los guardarropas de Europa y América. 

Obvio, los diseños se fueron modificando, y aunque para la década de los 30, aún eran tejidos, su apariencia definitivamente era más parecida a la de los actuales. Ya no se hacían siluetas unisex; en su lugar los nuevos swimsuits se adaptaron a la forma femenina y estaban más descubietos para permitir el bronceado.

Blog65-Imagen6-Siglo-XX-3

Pero la verdadera revolución en la moda femenina se dio en 1946 con la creación del bikini. Aunque tardó un poco en popularizarse, pues era un cambio muy grande respecto a los trajes de baño más tradicionales, todo cambió cuando en las celebs de Hollywood comenzaron a usarlo.

En 1952, a sus 17 años, Brigitte Bardot fue la estrella de la película Manina, The Girl in the Bikini, convirtiéndose en la primera mujer en usar un bikini en la pantalla grande. Esta aparición logró que la gente viera los trajes de baño de dos piezas menos como algo shocking y más como una liberación de la moda.

Blog65-Imagen7-Siglo-XX-4

Cuatro años más tarde, la compañía de trajes de baño Speedo introdujo el nylon en sus productos. El material, por ser cómodo, elástico y por permitir su uso en el agua se convirtió en el favorito para usar en los swimsuits. 

Para finales del Siglo XX, diseñadores como Giorgio Armani, Oscar de la Renta y Calvin Klein experimentaron con diseños atrevidos y coloridos, así como con materiales resistentes y dinámicos que facilitaran el movimiento bajo el agua, lo que colocó a los trajes de baño para mujer como una parte esencial de la industria de la moda.

Siglo XXI

¡Así llegamos a la actualidad! Hoy en día las compañías especializadas en trajes de baño investigan constantemente cómo mejorar sus materiales, para hacerlos más dinámicos y resistentes, particularmente para competencias deportivas.

En general, actualmente tenemos muchísimos diseños. De una pieza o dos, de corte alto o más bajo. La tendencia continúa siendo combinar un diseño muy fashion con algo funcional, porque sin duda no queremos regresar a la moda victoriana. At all! 

En la playa, la alberca, el trabajo o la calle, no importa el lugar, ¡siempre nos queremos ver increíble! Si quieres saber cómo lucir bien en todo tipo de jeans, te comparto la guía para verte increíble con todo tipo de jeans. ¡Descargala!

{{cta(’86a23ff6-e783-4f5e-99e5-5a21ccacf1fc’,’justifycenter’)}}

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like