Cultura

Hablemos de la ropa de segunda mano y la moda vintage

4 minutos de lectura

ropa de segunda mano

¿Has escuchado sobre la moda vintage o la ropa de segunda mano? Es una tendencia que cada vez está más fuerte en el mundo fashionista. Así que el día de hoy, my friends, quise aprovechar el boom y platicar sobre este tema. Ya que no es lo mismo hablar de vintage, retro o segunda mano.

Cada opción es diferente, pero su finalidad en teoría es la misma: ser más sustentables.

Y es que las prendas vintage, retro o de segunda mano siempre han sido un gran aliado para armar looks originales, pero hoy en día también se han convertido en la opción más amigable y accesible para vestir de manera sustentable.

La idea de comprar prendas usadas o de temporadas anteriores ayuda a promover el ciclo de vida útil que una prenda tiene, para que pueda perdurar en el tiempo, y de esta forma ayudar a reducir el impacto que el desperdicio textil tiene sobre el medio ambiente.

Pero, ¿es lo mismo hablar de prendas vintage, retro o de segunda mano? ¿Son todas alternativas sustentables? Estos tres conceptos parten de un mismo universo (el de la ropa second hand y fuera de temporada), y a simple vista parecieran hablar de lo mismo, pero la realidad es que tienen algunas diferencias entre sí que las hacen únicas, y quiero platicarte cuáles son.

Empecemos por el concepto de la ropa vintage

Cuando hablo del concepto de la ropa vintage me estoy refiriendo a todas esas prendas que fueron realizadas en años o décadas anteriores y que han cobrado de mucho valor con el tiempo. Una prenda vintage debe mantener las características originales con que esa prenda u objeto fue hecho. Como sus textiles, acabados, detalles, colores, y sobre todo, la calidad con que fueron hechos en aquella época.

En otras palabras, una buena pieza vintage es la que mantiene vigente al día de hoy ese resplandor y encanto de los años en el que fue manufacturado. Porque parte de lo lindo de la experiencia de comprar o conseguir una prenda vintage, es que no estás adquiriendo solamente ropa, sino que también estás adquiriendo la historia y el contexto de donde viene.

En los últimos años, a pesar de estar tratando con antigüedades, las tiendas vintage se han estado actualizando al mundo digital y han incorporado la venta online como principal método de compra. Así que si tienes espíritu explorador y te encanta descubrir tesoros, te superecomiendo que te eches un clavado al mundo vintage para encontrar joyitas de décadas pasadas.

ropa de segunda mano

La ropa retro

Aquí está lo tricky. Pareciera que la ropa vintage y retro es lo mismo, pero en realidad hay una gran diferencia: una prenda retro solo está inspirada en una década o época particular de la moda pero ha sido confeccionada en la actualidad.

Es por eso que este concepto es bastante común escucharlo en las pasarelas actuales. ¿Cuántas veces no hemos escuchado que lo trendy este año será lo retro? En realidad no se están refiriendo a que viajemos en el tiempo y consigamos ropa setentera, por ejemplo; se refieren a que las nuevas tendencias son comprar las nuevas colecciones de prendas que están inspiradas en la moda setentera, pero que han sido hechas con la visión actual.

Claro, hay opciones para conseguir ropa real de los años 70, pero el concepto de ropa retro no se refiere a eso, sino a crear nuevas piezas solamente inspirándose en la moda del pasado. Innumerables son los ejemplos que hay sobre marcas que recrean piezas vintage en sus colecciones actuales, usando géneros y terminaciones actuales.

De manera que a diferencia de la ropa vintage, el valor de la ropa retro recae únicamente en lo estético. Con una prenda retro puedes evocar a una prenda vintage, haciendo referencia a sus materiales, siluetas y combinación de colores, pero todo desde la mirada actual.

Una forma más fácil de entender este concepto es llevarlo al diseño gráfico. Hoy en día podemos diseñar un póster digital anunciando un concierto o evento con un estilo de arte que simule a los pósters de los años 20, muy a lo Gatsby. Eso sería un póster retro. En cambio, si conseguimos un póster original que fue hecho e impreso en los años 20, entonces tenemos un póster vintage. ¿Notas la diferencia?

ropa de segunda mano

La ropa de segunda mano

En cambio, cuando hablamos de la ropa de segunda mano, hablamos de todas las prendas que fueron usadas previamente por otra persona, sin importar si son actuales o si son vintage.

Las tiendas de moda second hand, han estado adquiriendo gran popularidad con el paso de los años. Y hoy en día, los negocios que venden este tipo de ropa han cobrado un gran protagonismo como la alternativa ideal para obtener los beneficios sustentables que tanto buscamos. Pues parece ser la mejor opción tanto para las que buscan deshacerse de prendas como para quienes desean renovar sus clósets.

Aquí también entran las prendas que mantienen sus etiquetas, es decir, que todavía conservan su condición de ser nuevas, pero que por alguna u otra razón, terminaron siendo descartadas por sus tiendas manufactureras, para ser rescatadas por los negocios de ropa de segunda mano.

La idea detrás de este tipo de iniciativa es la de extender la vida útil de las prendas, que son minuciosamente seleccionadas para asegurar la calidad y el buen estado de las mismas, y lograr en el consumidor una experiencia de compra más consciente y respetuosa con nuestro planeta.

Así que actualmente es bastante popular encontrar bazares de ropa de segunda mano; por lo común son negocios informales que son llevados por una o dos personas, y que mantienen su selección de prendas bastante actualizada. Después de todo, trabajan con piezas únicas. Tan solo date un clavado en Instagram, y encontrarás infinidad de bazares que se dedican a la compra y venta de ropa de segunda mano.

Blog41-Imagen3-Ropa_de_segunda_mano

Entonces, ¿cuál de estas alternativas es mejor?

Honestly… es una respuesta bastante personal. La moda se encuentra atravesando un punto de inflexión en los modelos tanto de producción como de consumo, en vías de encontrar soluciones al impacto climático y ambiental que produce esta industria. Porque obviamente todas las fashionistas amamos la parte glamourosa de este mundo, pero la verdad es que hay que ser conscientes de la realidad, y ser consumidores más responsables.

Y aquí entre besties, la realidad es que ya no tenemos otra opción más que elegir la sustentabilidad como el camino hacia el futuro. Así que cada quien tiene la tarea de conocer todas las alternativas que existen para lograrlo y viendo nuestra propia situación personal, elegir la que mejor se nos acomode. Así que está en ti decidir cuál alternativa es la mejor para ti y tus posibilidades.

Al final del día, la moda y sus tendencias se basan generalmente en formas, colores y estructuras del pasado, pero que son resignificadas en el contexto actual. Así que también para poder tomar una mejor decisión, hay que estar enteradas de estas tendencias, para saber cómo adaptarlas a un estilo más sustentable. Para esto, te comparto un eBook especial sobre las tendencias de este 2021. ¡No tiene costo alguno!

 

{{cta(‘762541ca-be8f-4ad8-be99-4c25008ef2aa’,’justifycenter’)}}

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like